Por qué el aceite esencial de lavanda debes tenerlo siempre a mano

09.09.2022

El aceite de lavanda es un imprescindible para todos. Este aceite etéreo o esencial no sólo desprende una deliciosa fragancia, sino que también tiene un efecto beneficioso y curativo tanto sobre el cuerpo como sobre la mente. Sus posibles aplicaciones son infinitas: calmante, analgésico, antiinflamatorio e incluso sensual. No es casualidad que el uso de este aceite se remonte a la antigüedad. ¿Te gustaría saber más sobre su origen, cómo se utiliza y qué te puede aportar? Puedes descubrir todo esto y mucho más en nuestro blog.

Lavendel veld

La lavanda, una planta medicinal centenaria con poderosas virtudes

El nombre de "lavanda" evoca automáticamente los grandes campos llenos de flores de color azul púrpura, que ondean suavemente bajo el cielo cálidos y soleado de la Provenza. Al mismo tiempo, casi se puede oler su típica fragancia y sentir la paz y la calma que aporta. La lavanda es una planta que nunca decepciona.

Por supuesto que la lavanda no sólo crece en Francia, también se puede encontrar en todo el Mediterráneo, el norte de Italia y los Balcanes. ¡Incluso puedes cultivarlo en tu jardín, como un arbusto decorativo!

Desde la antigüedad, la lavanda ha sido reconocida por sus propiedades purificantes, además de ser utilizada como un remedio para la tos, un desinfectante o por su efecto repelente de insectos de la ropa.

Los egipcios también usaban la lavanda para hacer perfumes. Y con éxito, ya que cuenta la leyenda que fue con perfume de lavanda cómo Cleopatra fue capaz de seducir a Julio César. De ahí la asociación tradicional de esta planta con el amor.

Gracias a los romanos, la lavanda se introdujo en los jardines de los monasterios y en los recintos reservados al cultivo de plantas medicinales. En la medicina popular, la lavanda se usaba para combatir el insomnio, la tensión nerviosa, los dolores de cabeza, la ictericia e incluso los piojos.

Una última anécdota sobre su nombre. La palabra 'lavanda' probablemente se deriva del latín 'lavendus' o 'lavere', que significa 'lavar'. De hecho, nuestros antepasados usaban la lavanda en sus jabones y baños.

Uso del aceite de lavanda: lo que necesitas saber

Physalis Echte Lavendel
Physalis Lavanda verdadera

Hasta aquí la historia de la lavanda. Pero, ¿cómo se obtiene el aceite esencial? ¿Y cómo se usa? El aceite se obtiene a través de un proceso de destilación de las sumidades floridas de la planta. El resultado es una mezcla pura y concentrada de todas las esencias volátiles y aromáticas de la lavanda.

¿Cómo puedo saber con certeza si estoy comprando el aceite esencial de lavanda?

Estas son las cosas que debes tener en cuenta:

  • Elije un producto que esté claramente etiquetado como "aceite esencial".
  • Solo confía en el envase que menciona el origen, el nombre en latín, el quimiotipo y da una descripción adecuada.
  • El cultivo orgánico, como es el caso del aceite esencial Physalis Lavanda verdadera, es un importante valor añadido.
Lavanda verdadera o Lavandula angustifolia

Descripción del producto

  • Nombre en castellano: Lavanda verdadera
  • Nombre en latín: Lavandula angustifolia
  • Origen: Francia/ Bulgaria/ España
  • Cultivo: orgánico/biológico
  • Parte de la planta utilizada: flores
  • Método de extracción: destilación
  • Quimiotipo: acetato de linalilo, linalool, ocimenos

¿Cuáles son los efectos positivos del aceite de lavanda?

Physalis aceite esencial de Lavanda verdadera merece tenerla siempre a mano y un lugar en cada bolso o neceser. Su uso es seguro y versátil. ¿Una reunión estresante? Difunde unas gotas de aceite de lavanda en el aire para sentir una sensación de relajación inmediata. ¿Le ha picado un mosquito a tu hijo? Unas gotas de aceite aplicadas en la picadura alivian de forma instantánea el dolor y la irritación ya que el aceite también tiene un efecto antiinflamatorio. ¿Un dolor de cabeza tensional? Masajea unas gotas del aceite a la altura del cuello y de las sienes para sentir casi de inmediato que la tensión se disipa.

Aquí tienes algunas otras aplicaciones prácticas:

Efecto analgésico y cicatrizante en caso de dolor, picor y otras irritaciones

  • Quemaduras (primer grado) o quemaduras solares:frotar suavemente el aceite esencial en la zona afectada, ya sea puro o diluido en un aceite vegetal neutro.
  • Piel grasa o irritada, eccema: agregar dos gotas del aceite esencial a la leche o loción desmaquillante o limpiadora.
  • Calambres estomacales: diluir unas gotas del aceite esencial en una cucharada de miel o de aceite vegetal y tomar por vía oral.

Calmante y relajante

  • Buen sueño: poner unas gotas del aceite esencial sobre la almohada, las sábanas o en las plantas de los pies. Si tienes dificultad para conciliar el sueño, tomar unas gotas de aceite de lavanda diluido en una cucharada de miel te puede ayudar.
  • Buen humor: difundir la lavanda siempre es una buena idea, porque no sólo elimina los olores desagradables, sino que también estimula el cuerpo y la mente.

El aceite de lavanda también ayuda con

  • Higiene bucal y gingivitis (inflamación de las encías): usar el aceite esencial diluido en un poco de agua para hacer gárgaras.
  • Piojos: agregar un poco de aceite esencial de lavanda al champú natural y luego frotar el cuero cabelludo con el aceite puro.

¿Comienzas tú mismo?

#beyourownbeautychef y crea tu propio aceite de masaje. En poco tiempo conseguirás restaurar la armonía en tu vida. ¡Adiós al estrés, a la irritabilidad y a la incertidumbre!

Disfruta de tus aceites esenciales de forma segura: sigue siempre las precauciones y medidas de seguridad recomendadas.

Todo lo que necesitas saber sobre el uso seguro de los aceites esenciales

Descubre también nuestros otros tipos de lavanda y sus usos

Lavandin super es un cruce entre Lavandula angustifolia y latifolia.

Lavanda aspic (Lavandula latifolia) contiene alcanfor y eucaliptol, por lo que su fragancia se encuentra entre la lavanda y el romero.

¿Cómo se usa el aceite de lavanda?

  • Vía oral: 2 x 1 a 2 gotas al día, diluidas en una cucharada de miel o en una infusión.
  • Vía cutánea: en masaje o baño: 5 a 10 gotas por 10 ml de aceite vegetal.
  • Difusión: 5 a 10 gotas, dependiendo de la intensidad deseada y del tamaño de la habitación.




Ahora depende de ti. ¿Por qué no probar el aceite de lavanda?

Descubre Physalis aceite esencial de Lavanda verdadera

Estar al día

Actualice su bandeja de entrada y regístrese para recibir las últimas noticias de Physalis.  Mantente al día de novedades, recibe consejos, inspiración, recetas, ... Max.  1 boletín mensual.

¿Por qué tu cumpleaños?